¿Qué es la endometriosis y cuáles son sus síntomas?

 

La endometriosis es la enfermedad que provoca que el tejido uterino (endometrio) crezca fuera del útero. Es una enfermedad que afecta al 10-15% de las mujeres en edad fértil, llegando a afectar hasta al 50% de las mujeres con dificultades reproductivas. Su origen todavía es desconocido y su influencia sobre la fertilidad variable. Por ejemplo, podemos ver casos con grandes lesiones endometriósicas que no afectan a su fertilidad y por otro lado lesiones mínimas que provocan trastornos reproductivos.

 

En ocasiones, la endometriosis, no solo provoca que el tejido uterino -que llamamos endometrio- se localice fuera de él. También podemos encontrarlo en forma de quistes en los ovarios (causando endometriomas), en las trompas, o en cualquier parte del cuerpo a excepción del bazo. Estos implantes endometriósicos responden a las hormonas de la misma forma que el endometrio, de tal manera que, durante la menstruación pueden crecer mes a mes e incluso provocar un leve sangrado e intenso dolor.

 

SÍNTOMAS DE LA ENDOMETRIOSIS:

 

La endometriosis puede provocar diferentes síntomas. El Dolor durante la menstruación es el síntoma más frecuente (dismenorrea), así como excesivo sangrado menstrual y dependiendo de la ubicación del implante también puede provocar estreñimiento o diarrea, hematuria (orinar sangre) durante la menstruación o dolor en las relaciones sexuales con penetración.

 

Sin duda uno de los síntomas que más preocupa a las mujeres con endometriosis es la dificultad para ser madres. Los problemas reproductivos que puede ocasionar van desde abortos de repetición, problemas para la implantación del embrión, anomalías en la ovulación y obstrucción en las trompas entre otros.

 

TIPOS DE ENDOMETRIOSIS:

 

La clasificación más utilizada hasta el momento es la que realizara en 1996, la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva:

 

  • Estadio I: mínimo.
  • Estadio II: leve.
  • Estadio III: moderado.
  • Estadio IV: severo.

 

Con esta clasificación existen dos problemas fundamentales. El primero es que no existe una buena correlación con los problemas de esterilidad que pueda padecer la paciente y el segundo es que requiere de cirugía para su clasificación. Por ello actualmente tendemos a clasificarla como:

 

  • Superficial: hallazgo fundamentalmente tras una intervención quirúrgica.
  • Endometriomas: presencia de quistes en los ovarios.
  • Profunda: tras el hallazgo quirúrgico o ecográfico de implantes endometriósicos profundos.

 

Uno de los problemas para pacientes y médicos es que la intensidad del dolor, su localización o duración no guarda siempre relación con lo que se aprecia en la ecografía ginecológica, por lo que a menudo la paciente se pueda sentir incomprendida y frustrada, al no encontrase hallazgos que la diagnostiquen claramente y no encontrar solución a su dolor.

La correcta evaluación y tratamiento de la endometriosis requiere a menudo un abordaje multidisciplinar, llevado a cabo por ginecólogos con experiencia diagnóstica por la imagen y diestros laparoscopistas con experiencia en Reproducción Asistida.

 

ADENOMIOSIS

 

La adenomiosis, es la situación en la que el tejido endometrial se localiza en el espesor de la pared del útero (endometriosis en el útero) pudiendo comprometer su capacidad para que implanten los embriones.

 

¿Qué pruebas se realizan para el tratamiento de la endometriosis?

La endometriosis provoca que la reserva ovárica se reduzca con el tiempo, por lo que, consideramos necesario, en primer lugar un buen diagnóstico de reserva ovárica, para poder orientar a la paciente sobre sus posibilidades de embarazo en el futuro. La reserva ovárica se evalúa mediante el recuento de folículos antrales, la hormona antimulleriana y la edad de la paciente entre otros.

 

Dependiendo del grado de endometriosis, se sabe que la anatomía pélvica puede estar distorsionada, afectando entre otras estructuras a las trompas de Falopio. Para estudiarlo, realizamos la histerosonografía -que ha sustituido a la histerosalpingografía- lo que evita la irradiación de la pelvis y la molestias de esta exploración.

 

Durante el proceso e individualizando la situación de cada paciente con sus potenciales beneficios, en aquellos casos en que fuera necesario, la Histeroscopia es un procedimiento de utilidad para valorar de forma directa la cavidad endometrial, así como, afianzar lo encontrado en las imágenes ecográficas.

Por supuesto, la LAPAROSCOPÍA sigue siendo hoy en día la técnica de diagnóstico y tratamiento de mayor fiabilidad, pero es importante que se realice en manos de un cirujano laparoscopista familiarizado con la fertilidad

 

.

Contacto

Horario de atención: Lunes a Viernes de 9:00 hs a 17:00 hs

consultas@nuestrafertilidad.com.ar

Tel: (011) 5263-2769

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

 

MAPA DEL SITIO