¿Qué es el fallo de implantación?

 

Se define como la no consecución de un embarazo viable tras tratamientos de FIV. Es decir, engloba tanto a aquellas pacientes que no gestan como aquellas que lo hacen pero sufren un aborto temprano.

 

Por qué ocurre el fallo de implantación embrionario?

 

Esta pregunta es todo un reto y un desafío, porque desconocemos muchos de los procesos que culminan con una correcta implantación embrionaria.

 

De entrada hay que pensar en que la causa proviene no de uno (la madre) sino de TRES pacientes: ella, él y el embrión.

 

Sí, sabemos que algunas causas son maternas, pero la mayoría son embrionarias y no siempre las podemos diagnosticar ni tratar satisfactoriamente, de ahí el elevado grado de incertidumbre y angustia del paciente cuando los médicos no somos capaces de encontrarla.

 

No obstante, en los últimos años se han hecho grandes progresos en este campo.

 

¿Cómo estudiamos el fallo de implantación y el aborto de repetición?

 

Se precisa una valoración del FACTOR FEMENINO. Básicamente el estudio incluye histeroscopia, eventual biopsia endometrial y/o toma de cultivos; estudio de trombofilias congénitas o adquiridas; determinaciones hormonales, función del tiroides y cariotipo. Puede necesitarse algún estudio complementario dependiendo del caso.

 

EL FACTOR MASCULINO, se estudia mediante cariotipo, fragmentación del DNA,y exploración andrológica y valoración de los cromosomas.

 

Pero es sin duda alguna en el FACTOR EMBRIONARIO dónde se han logrado los mayores avances.

 

En efecto, hoy en día disponemos de técnicas de biología molecular y genética que nos permiten analizar en su totalidad los cromosomas del embrión, puesto que la causa más frecuente de fallo implantatorio y aborto precoz es la anomalía en el número y disposición de los cromosomas embrionarios.

 

La transferencia de embriones cromosómicamente normales,  hace que la tasa de embarazo sea la misma independientemente de la edad materna y al mismo tiempo se reduce drásticamente el riesgo de aborto; es decir siempre que logremos transferir embriones libres de anomalías cromosómicas, la paciente tendrá la misma expectativa de éxito independientemente de su edad.

La técnica conocida en sus siglas inglesas como CCS (Comprehensive Chromosomal Screening), efectuada alrededor del 5º día de desarrollo embrionario está mostrando una gran  eficacia para responder a las preguntas más relevantes para los pacientes y los médicos que los cuidamos:

 

¿Por qué  no implantan los embriones?

¿Por qué se abortan?

¿Vale la pena repetir el tratamiento?

¿Es tiempo de dejarlo o de cambiarlo?

 

¿ Cómo se estudia?

 

Perfil materno:

 

  • Histeroscopia y eventual biopsia endometrial para estudio de receptividad uterina.
  • Perfil genético de riesgos de fallo implantatorio
  • Estudio de trombofilias
  • Cariotipo
  • Niveles de vitamina D
  • Ecografía de alta resolución de valoración del útero

 

Perfil paterno:

 

  • Cariotipo
  • Estudio de la fragmentación del DNA (TUNEL)
  • (FISH Espermático)

 

Se valorará siempre de forma personalizada el historial médico previo.

 

 

Contacto

Horario de atención: Lunes a Viernes de 9:00 hs a 17:00 hs

consultas@nuestrafertilidad.com.ar

Tel: (011) 5263-2769

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

 

MAPA DEL SITIO